Cada vez hay más personas, como yo, que tenemos acceso a varios ordenadores diferentes, cada uno en un lugar o destinado a una función específica (en mi caso 3 ordenadores en casa y otro en el trabajo). Esto no debiera ser un problema hasta que aparece la cuestión de localizar nuestros documentos.

¿No os ha pasado nunca que buscáis aquel curriculum y no os acordáis de en qué ordenador editasteis la última versión? ¿Dónde tengo el código fuente de este programa? Ahora estoy en mi puesto de trabajo y necesitaría ver un listado que guardé ayer, ¿tengo que esperar a llegar a casa?

La solución a estos problemas sería poder tener acceso a estos archivos a través de Internet allí donde estemos.

Alguna vez he echado un vistazo a este tipo de servicios de “archivos en la nube”, pero nunca lo he encontrado demasiado útil. Para guardar mis notas, pequeños documentos o transferir información he usado alternativas como Google Docs o los borradores de Gmail, pero siguen siendo opciones que no me llenan del todo. Sin embargo, hoy he descubierto por casualidad un servicio llamado Dropbox que tiene pinta de convertirse en una gran ayuda para mí.

Este servicio lleva funcionando algo más de un año y, en su versión gratuita, proporciona hasta 3 GB de almacenamiento online (2 GB de base y otro extra a través de referidos).

Con estas características se quedaría en otro servicio de almacenamiento más, pero la gracia está en las opciones que incluye.

Por un lado los archivos no solo se suben o bajan a petición, sino que lo que hace es sincronizar un directorio de tu máquina. De esta forma, cada vez que hagas un cambio a algún archivo dentro de este directorio (o sus subdirectorios) se propagará hacia el servidor en Internet. Pero esto no queda aquí, sino que cuando enciendas otro de tus ordenadores vinculados a esta cuenta se sincronizará igualmente con el servidor, obteniendo así la misma versión de los documentos en todos los ordenadores (ya podemos decir adios al tener que buscar el curriculum más reciente entre todos los ordenadores o pendrives).

Esto se realiza de forma transparente a través de un servicio o demonio que corre en segundo plano y que además es multiplataforma (con versión Windows, GNU/Linux, Mac OS X y iPhone). Además, también se puede acceder via web y descargar/subir los archivos desde allí, algo muy útil por ejemplo en ambientes laborales donde no quieres que estén tus documentos al alcance de cualquiera, sino solo acceder a ellos de forma puntual.

Por otro lado, los archivos no solo se sincronizan con el servidor sustituyendo a la versión anterior, sino que se mantiene un control de versiones (de hasta 30 días en la versión gratuita), pudiendo volver a una versión antigua o borrada en cualquier momento.

Finalmente, se pueden compartir subdirectorios con otros usuarios o bien hacerlos públicos para que pueda acceder cualquiera e incorpora la opción de hacer galerías fotográficas que puedan ser vistas por cualquier persona desde un navegador web.

En términos de seguridad, las transacciones con el servidor se hacen mediante SSL y los datos se guardan cifrados con un algoritmo AES de 256 bits, lo cual a día de hoy lo hace virtualmente inviolable (siempre que usemos el sentido común a la hora de crear las contraseñas).

Con todas estas opciones se me están ocurriendo muchas ideas para las que me va a venir muy bien. Por ejemplo, usarlo como respaldo de mi CVS para guardar todos mis códigos fuente y tenerlos sincronizados entre equipos, sincronizar y tener acceso a los archivos de base de datos de programas para guardar contraseñas (como Password Gorilla), mantener unos marcadores web compartidos entre navegadores (al menos hasta que Xmarks soporte a Opera 10), etc.

Ahora mismo soy bastante optimista al respecto, tanto que, si la velocidad de subida/bajada es lo bastante buena, me estoy planteando incluso optar por una versión Pro (50 GB de almacenamiento por 7 euros mensuales) que me ayudaría por ejemplo a sincronizar mi biblioteca musical.

Os podéis registrar y descargar los programas aquí o bien a través de mi enlace de referido con el que obtendremos 250 MB adicionales de almacenamiento (hasta 3 GB) cada uno.

Y aquí hay unos “hacks” que acabo de leer bastante curiosos.