Como me propuse este año, estoy planteándome presentarme a alguna competición de microbótica para “forzarme” de este modo a darle caña al tema (ya sabemos de nuestra época estudiantil que hasta que no tenemos el examen encima no nos ponemos las pilas) y ayer vi que todavía estoy a tiempo de apuntarme a la Cosmobot.

Ésta es una competición organizada por RoboticSpot y CosmoCaixa con el aliciente (para mi caso particular) de poder presentarse cualquier particular, sin estar lastrado a pertenecer a una universidad, instituto, edad u otros requisitos académicos similares.

Ésta sería la primera competición en la que participara, en principio en la categoría de velocistas (robots que tienen que dar vueltas a un circuito en el menor tiempo posible sin salirse), así que desde luego lo haría sin ningún ánimo de ganar nada, tan solo pasármelo bien viendo el trabajo de los demás y aprender de la experiencia.

El mayor problema que me surge ahora, como casi siempre, es el tiempo.

La competición será el próximo 20 de marzo, a dos meses vista, un plazo bastante ajustado no solo para diseñar y construir el robot, sino para poder disponer de los materiales necesarios que, para ahorrar costes, habrá que importar de China o Estados Unidos.

Mi idea es analizar de aquí al próximo 20 de enero (una semana) la viabilidad del proyecto, tipo de robot a construir, costes estimados, etc. y ya ese día decidir si tirar adelante o dejarlo para el próximo año.

Seguiré informando.