Tras unos días algo ajetreados me gustaría hacer una pequeña crónica de lo que viví el pasado sábado en RetroMadrid 2009.

Después de quedarme hasta tarde la noche anterior, preparando el material a llevar a la feria, el sábado me tocó pegar el madrugón para estar en el recinto del evento a las 9 de la mañana.

Al poco de llegar allí apareció Franxis (uno de mis compañeros de stand y creador del port de MAME para la GP32/GP2X/Wiz) y entramos para ir preparando las cosas. Estuvimos moviendo las mesas, haciendo sitio y charlando un ratillo hasta que llegaron Chui y Fox68k (mis otros dos compañeros, creadores de montones de emuladores para Dreamcast e incluso cores del Z80 y M68k programados en ensamblador del SH-4) quienes trajeron los tapetes y un buen montón de material de Dreamcast y GP32 para mostrar.

De izqda a dcha: Fox68k, yo, Franxis y Chui.

Mientras montábamos el stand me crucé con varios compañeros del foro de GP32Spain que iban con stand propio (ViejuNet), nos saludamos y continuamos con los preparativos.

Con el horario de apertura al público ya encima apareció Nandove (otro amigo de GP32Spain), siendo el primero al que le mostré mi GP2X Wiz. La ley de Murphy apareció en ese momento, de todos los programas que llevaba en la Wiz eligió uno llamado SDL pensando que era una demo de las SDL, pero no, se trataba de un programa de prueba que hice hace unos meses y sobreescribía las bibliotecas SDL de la consola (con las que se muestra todo el apartado gráfico de la consola) por otras modificadas que corrompían toda la salida de video.

Nuestro stand

Afortunadamente en el script que lanzó había incluído en su día una línea para hacer un backup de las SDL originales, así que, usando el portatil de Franxis, fui capaz de escribir otro script de la bash que restaurara de nuevo las SDL y la Wiz “volvió a la vida”.

Con la entrada masiva del público estuvimos hasta la hora del cierre (las 19:30) mostrando nuestras consolas, informando a la gente sobre sus características y charlando con amigos y conocidos que se iban acercando por el stand a los que hacía mucho tiempo que no veíamos.

Realmente no paramos más que una horilla a la hora de comer, donde coincidimos Franxis y yo con Misato y Nandove y estuvimos charlando del trabajo y otras cosillas y yo un ratillo para tomar unas patatas bravas con Estopero, JoJo, Xzakox y Dardo.

Mostrando las consolas GPs a los asistentes

Si bien el evento fue ciertamente agotador, me lo pasé muy bien en él, pero lo mejor vendría a la conclusión. Había pensado en irme a casa al acabar, pero mis compañeros me “convencieron” para que me quedara y desde luego fue lo mejor que hice en el día.

Desde allí nos fuimos Franxis, dos amigos de Franxis (que todos los años me dicen su nombre y siempre se me olvidan :S) Fox68k, su novia, Chui y yo a un bar donde nos tomamos unas cervezas mientras hablábamos de hardware informático, emuladores, videoconsolas y otros temas de los que es difícil hablar con amigos más “convencionales”.

Al cabo de la hora llegó buena parte de la organización de RetroMadrid al bar, nos juntamos en la planta superior que teníamos reservada y estuvimos cenando a base de pizzas mientras contábamos anécdotas, hablábamos del mercado de las portátiles y móviles y muchas cosas más.

Tras la cena nos despedimos hasta el próximo año y dimos por terminado este fantástico día.

Si algo he sacado de claro durante este día, aparte de pasármelo de miedo, fue una renovación de mi pasión por continuar desarrollando juegos y el darle caña a mi AlexKidd2X (mi emulador de SEGA Master System y Game Gear para la GP2X) para sacarlo para la Wiz.